Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido

y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.

Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con

nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden

combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a

partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Artículos de interés
arrow_back
arrow_forward
Teléfonos móviles

Teléfonos móviles

Las averías más típicas son la falta de duración de la batería (obsolescencia), conector de carga (mal uso o desgaste) y la pantalla dañada (caídas y/o golpes). Es rara la semana en la que no llegue algún cliente a nuestro servicio técnico y nos diga la tan famosa frase … “es que por un poco más me compro uno nuevo”. ¡Pues lo siento, pero NO! En torno al 90% de los presupuestos de reparación que damos son presupuestos asumibles por el cliente ya que el coste medio suele rondar los 50 euros. ¿Qué móvil nuevo te cuesta 50 euros? ¡NINGUNO! Los únicos casos en los que no merece la pena reparar un teléfono móvil son los siguientes: - Móviles muy económicos. Hay móviles que son tan baratos que no tiene sentido repararlos (“móviles senior y móviles básicos”) - Móviles de marcas dudosas. Hay muchas marcas, principalmente chinas, de dudosa calidad. Esto es un problema ya que fallan mucho y no suelen disponer de repuestos. Estos por desgracia son los llamados “móviles de usar y tirar.” Luego están los móviles con pantallas curvas y/o pantallas AMOLED. Las pantallas curvas y las AMOLED son sin duda los repuestos más caros ya que los llevan los móviles top de la gama alta por lo que reemplazarlas tiene un coste más elevado que el resto de pantallas. Es por ello por lo que algunas personas deciden no reparar el teléfono y adquirir uno nuevo. No obstante, no es que no compense repararlo si no que el problema viene por el coste de la reparación.

    Deja una respuesta